Para su tranquilidad y confianza

Proporcione a su centro docente el poder para salvar vidas

“Cuanto más se extienda la desfibrilación automática pediátrica efectiva, más vidas se podrán salvar.”

Dr. Frank Cecchin, Universidad de Harvard


Los legisladores también se están percatando de la importancia de los programas de desfibrilación en centros escolares. En los últimos años, el Congreso de EE.UU ha aprobado leyes que fomentan la presencia y el uso de desfibriladores en espacios públicos. En la actualidad, los países europeos están evaluando nuevas leyes respecto a los programas públicos de desfibrilación. Concretamente Euskadi tiene una legislación pionera desde 2015.

Un paro cardíaco repentino puede sufrirlo cualquiera en cualquier momento y sin previo aviso. Los niños en edad escolar no son inmunes a ello. Aproximadamente entre 5.000 y 7.000 niños estadounidenses mueren de paros cardíacos repentinos al año, algunos de ellos en los patios de los colegios.

Para obtener mayor probabilidad de supervivencia de una causa común de paro cardíaco repentino, se debe administrar una descarga de un desfibrilador en los primeros minutos tras el colapso. Un programa de desfibrilación temprana con el desfibrilador HeartStart de Philips constituye la clave para proteger a escolares, personal y visitantes.

Carousel imageCarousel imageCarousel image

Fácil de usar

Los desfibriladores HeartStart están diseñados especialmente para usuarios comunes. Proporcionan instrucciones de voz claras y fáciles de comprender, e incluyen además una interfase de usuario simple para guiar al interviniente durante una emergencia.

Seguros

Los desfibriladores HeartStart se basan en una tecnología líder del sector. Gracias a un algoritmo de gran precisión, los desfibriladores HeartStart están diseñados para suministrar una descarga únicamente si el ritmo cardíaco del paciente así lo requiere.

Apto para su uso con niños/as

Los desfibriladores HeartStart fueron los primeros desfibriladores externos automáticos disponibles para niños de menos de 8 años o 25 kg.

Fácil aprendizaje

Aprender a utilizar los desfibriladores HeartStart es muy fácil. De hecho, con unas instrucciones mínimas, escolares de 6º de primaria son capaces de administrar un choque en sólo 90 segundos en un simulacro de paro cardíaco repentino. Son sólo 30 segundos más de lo que tardaría el personal médico de urgencias en administrar una descarga.

Fiable

Confíe en Philips y en sus desfibriladores HeartStart. Llevan a cabo tests automáticos diarios, semanales y mensuales completos para comprobar que están listos para su uso. Un indicador del estado muy visible permite verificar de un simple vistazo si el dispositivo ha pasado el último test automático y está listo para ser utilizado.

“Tras ser testigo de la desesperación y la frustración de otros directores de colegio que sufrieron la muerte de un atleta adolescente debido a un paro cardíaco repentino, nuestro centro se dio cuenta de que un programa de desfibrilación temprana era esencial para prevenir nuevas tragedias.”

Pat Cicantelli, auxiliar de director, Solon School

District, Ohio, EE.UU.

Philips: la opción de confianza

  • Una de las empresas de sistemas médicos más grande del mundo, con ingresos anuales superiores a 8 mil millones de dólares.

  • La historia de la innovación. Philips presentó el tubo de rayos X en 1918, el radiocasete en 1963, el primer grabador y reproductor de vídeo y creó la tecnología del disco compacto.

  • Con más de 500.000 desfibriladores externos automáticos instalados, Philips ha suministrado más DEAs a empresas, compañías aéreas, colegios y otras organizaciones que ningún otro fabricante.

  • Más de 4,5 mil millones de horas de funcionamiento registradas en el desfibrilador HeartStart, a las que se suman cada día 2,7 millones de horas más.

  • Más del 44% de las empresas Fortune 1000, 52% del IBEX35, 8 de cada 10 de las compañías aéreas más importantes y 43 equipos deportivos profesionales confían en los desfibriladores HeartStart de Philips.